27 abr. 2017

Los señores de las tinieblas



Ilustración por Valentina.
Por M. H. Muñoz
A pesar de la histeria colectiva generada por la alerta roja, el consuelo es que el aire de Medellín no es el peor del planeta, ni siquiera el peor de América Latina.  O sea que ante la expresión de Malory Agudelo (@MaloryO_o) en twitter: “Estoy muy confundido, alguien puede decirme si ya se puede contaminar normal”, la respuesta es que se puede, prenda el carro, si lo tiene. Pero cuidado con dejarlo prendido dentro del garaje, porque se puede morir intoxicado. Préndalo en la calle, ponga las noticias o su música preferida, para que los muertos seamos todos. En los últimos treinta años, según estudios del epidemiólogo de la Universidad de Antioquia Elkin Martínez, han muerto más de cincuenta mil personas por razón de la contaminación atmosférica. La población de un pueblo como Girardota, al norte del Valle de Aburrá, diezmada por un asesino silencioso, disperso, múltiple, económicamente boyante, pero insostenible biológicamente. 

21 abr. 2017

“Vamos a cerrar por lo menos cinco empresas”: Vladimir Jaramillo



Biochemical, empresa suspendida por fuga de gases en mes pasado durante episodio crítico.

Las declaraciones del alcalde el mes pasado luego de las alertas naranja y roja por contaminación atmosférica en el Valle de Aburrá fueron bastante comprometedoras. Según el alcalde las empresas contaminantes tienen los días contados en Girardota. ¿Hará valer nuestro derecho a un ambiente sano?  “No queremos más empresas contaminantes en la jurisdicción de Girardota. Tenemos que modificar el PBOT”, dijo Jaramillo. (Artículos de Pueblo Abril de 2017, impreso).

17 abr. 2017

¿Conque no era un impuesto?





A propósito del cierre del matadero municipal y el descubrimiento de que no pagaban el impuesto de degüello, los responsables de no cobrarlo (los ex alcaldes Fernando Ortiz y Guillermo Ochoa) durante sus periodos de gobierno quisieron salirse por la tangente ante responsabilidad fiscal con argumentos falaces. Gracias a dicha omisión el Municipio de Girardota dejó de percibir alrededor de 7 mil millones de pesos en impuestos. La siguiente carta explica con detalle el entuerto. Por Francisco Arbeláez, Julio Osorno y Jairo Ramírez.

10 abr. 2017

Contaminación y politiquería




Por: Redacción Pueblo
Así como nadie quiere bajarse de los carros y de las motos, los empresarios no aspiran ni sueñan con bajarse de las ganancias. Para los primeros, las medidas son obligatorias, para los segundos, opcionales. La amenaza que se oye de fondo cuando se toca el tema de la industria, es que impedirles contaminar el aire que respiramos miles afecta el empleo de unos cientos. Los empresarios son avispas, de avispados. Saben que poner sobre la mesa los empleos de la pobre gente a la que matan y enferman (en el mejor de los casos) con sus industrias, les da la ventaja de jugar a ganar donde sea que apuesten. A ellos pareciera que nada los obliga, pues la justicia es pa’ los de ruana, como decían los abuelos, para mostrar que en Colombia el peso de la Ley solo cae sobre los pobres.

23 mar. 2017

Evidencia contundente: en Girardota el aire lo contaminan las industrias


No lo decimos nosotros, los ciudadanos toda esta mañana han venido manifestándose por las redes sociales. Durante la noche y todavía en la mañana, mientras los carros que hoy tienen pico y placa están apagados, un olor  que algunos describían “como a llanta quemada”  invadió las vías respiratorias de los Girardotanos.  Hasta la parte más alta de Juan Cojo y Mangarriba llegó el hedor producido por Biochemical  a causa de “una anomalía en el tanque condensado” según versión de la Administración Municipal. 

11 mar. 2017

Los árboles no controlan emisiones industriales


Por Cristian Zapata
Abogado, Magister en Derecho Ambiental

Un árbol es muchas cosas a la vez: Un buen retenedor del suelo, un reservorio de fauna, un protector del agua, un aditamento al paisaje y un sumidero de CO2. Los árboles no generan oxígeno. Capturan el CO2, retienen el C y liberan el O. Hasta ahí, la cosa sonaría bien, si no fuera porque Girardota no tiene problema por CO2. Girardota está envenenada con material particulado que exige otras medidas.

1 mar. 2017

Área Metropolitana nos engaña



Fotografía aire de Girardota, febrero 26 de 2017, vista desde vereda San Andrés en la madrugada. Norte del Valle de Aburrá.

Por Pedro Hoyos
Es indignante que la administración no quiera aceptar razones en torno a situación la ambiental de Girardota. Con falta de criterios, salen a defender la teoría parcial del Área Metropolitana, falsa para la zona Norte. Repiten que el 79% de la contaminación aquí es debido a fuentes móviles (toda clase de vehículos) y el 21% a fuentes fijas. Contradicen la estadística.

22 feb. 2017

El puente está quebrado…


Puente que debía unir veredas Jamundí con El Barro, en la parte alta.
Desde junio del 2015 se comenzó a construir el puente vehicular que une a la vereda Jamundí con El Barro, en la parte alta.  Más de un año y medio para una obra que se proyectó para 6 meses. Lo que falta, aunque es poco, es lo más importante: la plataforma, es decir, el puente mismo. A cada lado de la quebrada ya se encuentran totalmente construidas las enormes estructuras de concreto que soportan la obra. 

6 feb. 2017

Vladimir Jaramillo: alcalde narcisista del Valle de Aburrá

Envigado, sin vallas de la alcaldía, como ocurre en demás municipios del Valle de Aburrá.
Por Mauricio Hoyos
Esta misma semana dos reporteros de este medio se tomaron el trabajo de hacer un recorrido por los parques principales de La Estrella, Itagüí, Sabaneta, Envigado, Bello, Copacabana y Barbosa. En Bello encontraron un músico callejero con guitarra eléctrica tocando rock and roll. En Barbosa había un señor acostado cómodamente bajo un árbol de caucho. En todos los pueblos había iglesias, plazas, palomas, jardineras, gente, lo común… Pero en ninguno de los parques principales de estos pueblos, EN NINGUNO, encontraron vallas de la administración de turno con la carátula del alcalde mostrando sus logros, como ocurre en Girardota, donde no hay una, sino VARIAS VALLAS de gran formato afeando la vista. ¿Qué nos pasa?
 

3 feb. 2017

Concejo de Girardota: Subiendo impuestos, derrochando presupuesto

Redacción Pueblo 

Si resultó escandaloso que Robinson Hernández, presidente del Concejo Municipal, gastara 39.950.000 millones en una capacitación para 9 concejales en San Andrés Islas,  ahora es más que escandaloso que en un solo año se haya gastado 97.350.000 (noventa y siete millones trescientos cincuenta mil) en capacitaciones y cerca de 70 millones en asistencias y asesorías. 

1 feb. 2017

Carta abierta a Vladimir Jaramillo: una propuesta para el sector cultural

Por: Sergio Henao

Cuando en 2009 se hizo la Política Pública de Cultura, quedó dicho que el problema del sector cultural en el pueblo es que no se concibe la cultura como eje estratégico del desarrollo, y particularmente se refería a la clase política. Ese tema es algo que se ha tratado de explicar de muchas maneras, y que los gestores culturales cuando lo dicen es porque saben de lo que están hablando; y que quienes están a cargo de la administración ni se esmeran en comprender porque es un sector que no produce votos. Por eso no se pueden gastar la plata en cultura, perdóneme la franqueza. 

Ha sido un verdadero problema para los artistas y gestores lidiar con quienes no comprenden que el sector cultural es la gente y no el “gremio” de los artistas. Así que lo que el llamado sector reclama no son limosnas ni buenas voluntades, sino la responsabilidad del estado de formar seriamente a la gente y garantizar espacios para el pensamiento, la creatividad, la sensibilidad por lo bello, es decir, por el goce de la vida más allá del mercado.  Y para eso se necesita quien lo haga bien, quien sepa hacerlo.

Y la verdad, querido Vladimir, para eso se estudia. Si bien doctor puede ser cualquiera, no es lo mismo un artista, un gestor cultural, un profesional, alguien que ha aprendido con esmero. Usted es abogado, lector, por lo tanto lo sabe. Así que el sector cultural está conformado por gente que piensa, que se ha preparado y que elige con criterios. 

Esa gente del sector hace las cosas a conciencia, así trabajen con ustedes. Y eso es razón suficiente para confiar a ellos la formación de un pueblo. Quien no concibe la libertad como principio del pensamiento, está encadenado a sus prejuicios. Quienes saben qué hacer y cómo son ellos. Déjelos trabajar con independencia, con la apertura que el pensar necesita para que un pueblo resplandezca. Ofrézcales garantías para que puedan desplegar su potencial creativo en el municipio.

Alguna vez William Palacio habló de llenar de objetivos y metas el cargo de Subsecretario (a) de Cultura. Si lo dice es porque sabe y tiene autoridad para ello si se confronta su hoja de vida y su trayectoria en el movimiento cultural del departamento. Además, cursa una maestría en gestión cultural. Por saber eso, la pasada administración de su grupo político lo apartó de su cargo, algo con lo que usted no estuvo de acuerdo.  Me parece que es una responsabilidad moral nombrar a William o a alguien  con más idoneidad que William, en la Subsecretaría de cultura —con la prometida autonomía presupuestal que usted propuso en su plan de gobierno—. Son cargos que no se pueden ocupar con títulos, sino con conocimiento.  

Creo que antes que un impuesto el sector necesita un orden, una estructura, es decir, un plan. Y ya se han gastado 24 millones desde el 2011 tratando de aprobar uno. Se hizo la Política Pública, y pasará su vigencia  como el Plan Educativo y Cultural anterior y como pasan casi todos los planes y proyectos en los que se embarca la alcaldía: con penas y sin glorias.  Por eso cuesta aceptar que nos cobren un impuesto para la cultura, cuando se siguen haciendo las cosas de la misma manera. Pues no basta con que aumenten las contrataciones cuando parte de los cargos pertenecen a concejales o al grupo político. Contratar  gente sin idoneidad es derrochar el presupuesto, malgastar los recursos públicos.

Además, no sé si en dos años pueda lograr sostenibilidad el sector cultural sin una brújula que le diga a dónde ir. Las empresas privadas funcionan porque tienen planes estratégicos, valga decir. Su plan de desarrollo no sirve para tal efecto, porque solo dura 4 años y tiene una visión limitada. Y por otro lado no democratiza con ecuanimidad los recursos cuando entrega un contrato de cultura a Coralg, sabiendo de la trayectoria y seriedad de muchas organizaciones culturales del municipio que usted dijo que apoyaría cuando hizo campaña. Si es para que las cosas sigan como están, para qué más plata.

Así, un impuesto por dos años es apenas un paliativo, es decir, un alivio que se le aplica al paciente antes de morir, pues todos sabemos lo que pasa el tercer año. Sospecho que mientras la decisión siga en las manos de un grupo político y no en su conciencia, nos tocará seguir conformándonos con gestos de buena voluntad y con tanto creativo dando órdenes. Ya recuerdo el consuelo que nos daba Guillermo Vélez con franqueza cuando, siendo candidato, se le ocurrió ponernos a competir con el Señor Caído por los recursos, dijo que pondría una alcancía en la Estación para que la gente que llegara depositara allí una limosna para los artistas del pueblo.

21 ene. 2017

Instantáneas del informe de gestión 2016

Redacción Pueblo
¿Indulgencias con padrenuestros ajenos?
La llamada "gestión histórica" publicitada por doquier, al parecer le salieron lunares, porque a los más de 41 mil millones  habría que restarle unos cuantos pesitos que fueron gestión de la administración Ortiz, toda vez que los presentó como parte de los logros de su Administración en el último informe a la comunidad. Se trata del Auditorio de la Casa de la Cultura y del complejo cultural y deportivo de Barrios Unidos. A no ser que nos digan que la plata que consiguió Ortiz para eso equivalente a lo que dice haber conseguido Vladimir, se la gastó ahí mismo en las famosas "primeras etapas" o estudios y diseños.

17 ene. 2017

2016: año de bolsillos rotos

Laboratorio de Paz, vereda El Palmar, cuestionado por comunidad y analistas.


Redacción Pueblo
El año pasado fue bastante sufrido para la administración de Vladimir Jaramillo, más pelada que olla de arroz en familia pobre, como la dejó Ortiz. La estela de quejas es diversa: que se sale de sus cabales y maltrata a sus empleados (cosa que Ortiz no hacía, aunque una vez uno de sus empleados quiso tirarse por la ventana del segundo piso por la presión); que es una especie de “faraón” que no tolera disensos internos; que no quiere chanchullos para robarle al pueblo, pero de más arriba se los van poniendo en el camino como flores silvestres; que le puso el pecho a la minería (¿y a la industria?) señalando que no quiere un solo hueco más en el municipio, que no abrió la Unidad de Atención Integral por falta de presupuesto, que infló la burocracia intentando cooptar a todos los sectores (menos a nosotros, que nos resistimos)… Como ya se han comunicado bastante los aciertos, van algunos reparos.

11 ene. 2017

Dos obras urgentes que Girardota reclama a gritos

Diseño ilustrativo de la circunvalar. Imagen: archivo Pueblo. 
Por: Francisco Arbeláez

Voy a escribir sobre dos temas polémicos, con el fin de sacarlos de las estrechas paredes de la administración municipal y abrir el debate entre los que se preocupan por pensar el devenir del municipio: La circunvalar y la recuperación del parque principal. 

4 ene. 2017

Fotografía ¿dónde está el campesino?

Así se ve la valla en la entrada al  "Laboratorio de paz", en la vereda El Palmar de Girardota. ¿Por qué el vandalismo? Algunos no lo notarán y por eso no sobra advertirlo, pero esta valla no admite tampoco un análisis positivo. El campesino a blanco y negro, debajo. ¿Por qué no es al contrario, el campesino a todo color arriba y los políticos en grieses? Así los últimos, como quería Jesús, serían los primeros. 

28 dic. 2016

Siete razones por las que sembrar árboles no va a ayudar al aire de Girardota




Por Cristian Zapata
Abogado especialista en derecho ambiental, docente Universidad Eafit.
La figura del árbol está sobrevalorada, por lo menos en cuanto a purificador del aire se refiere. Se volvió objeto de culto casi fanático. Pero el voluntarismo incompetente también es nocivo o ineficaz. Y por más que a los políticos locales ahora les encante mencionar este tema para buscar votos y sacarse fotos, arreglar el problema del aire así no va a pasar de ser una promesa de campaña.

15 dic. 2016

El laboratorio de paz: un costoso sembrado de ilusiones

Foto: ElPalpitar.com

Por: Francisco Arbeláez

Primero, miremos la  definición más elemental de la palabra laboratorio: 1. m. Lugar dotado de los medios necesarios para realizar investigaciones, experimentos y trabajos de carácter científico o técnico”. Luego, observemos que un proyecto, por definición, es “un conjunto preciso de cálculos, estudios e instrucciones para desarrollar una obra específica”. En cuanto tal debe contar con un estudio de mercado para saber qué y  cuánto  se va a producir; cuál es el costo de cada producto; a cuántas personas se los voy a vender o a regalar; cuánta es la inversión; cuáles son sus ingresos, sus gastos y utilidades o pérdidas, y cuál es la estructura de administración. Esto es válido para proyectos privados y mucho más para proyectos sociales financiados con recursos de la comunidad.

6 dic. 2016

El alcalde brilla corona al rey del despecho

Por Carlos Orlas
Pa´ las que sea como reza el eslogan del Aguardiente Antioqueño. Quería escribirle una carta al Alcalde Vladimir a propósito de las fiestas del pueblo y de esa publicidad ensordecedora de los locutores en las tarimas repitiendo cada cinco minutos: “gracias a Vladimir Jaramillo, el alcalde amigo de la cultura”. Pero como estuve en el concierto de Darío Gómez en el parque, mejor hago un retrato de lo sucedido en medio de guaros, canciones de despecho y los discursos del alcalde mientras aparecía el Rey del despecho.

25 oct. 2016

Consecuencias del derroche


Puerta de Unidad de Atención Integral cerrada, UAI, Sede Comunal Girardota La Nueva. Foto: Archivo Pueblo

Por M. Hoyos
El día que el municipio de Girardota cumplió años de erigido, el 21 de septiembre, la banda musical de la Casa de la Cultura se negó a tocar. Fue un bochorno que podemos llamar “histórico”. Se tuvo que pedir el favor a la banda de Copacabana para que el evento no fuese mortuorio. Es curioso cómo estamos de acostumbrados a la música en esta clase de eventos, vale resaltar el valor de las personas que tienen por oficio la música. Pero como todo el mundo, los artistas tienen que vivir de algo.